• Ignacio Mayorga Alzate

Conozcan siempre perdida, el proyecto solista de Ivanna Palacio


Para quienes extrañamos los eventos independientes el nombre de Ivanna Palacio es clave. Durante años ha sido parte de algunas de las agrupaciones de música alternativa más sobresalientes del under capitalino. Es la culpable de darle sensibilidad poética con su letra y su voz a Encarta 98, además de hacer parte de Cruel Cruel y tocar el bajo en Electric Mistakes en su nueva aliteración. Incluso, algunos tuvieron la fortuna de verla con su proyecto solista, siempre perdida, en un puñado de fechas en las que ha venido presentando sus canciones. Ahora, por fin, tenemos acceso a su primera canción en plataformas. Se trata de “En un mar”, una balada ensoñadora en la que su voz meliflua está en primer plano de una mezcla ensoñadora y melancólica, una canción cargada de sentimiento que es conmovedora hasta el llanto. Vamos por partes.


Siempre perdida empezó a coger forma en 2018 cuando Palacio empezó a escribir una serie de canciones muy personales, basadas plenamente en su experiencia personal. “Empecé a hacer estas canciones que sí eran poniéndome a mí en una situación mucho más vulnerable. Y creo que al ser eso sentía que no cuadraban con los otros proyectos en los que estaba”, explica la cantautora. “En esos momentos apenas estaba entrando en Encarta y con Cruel Cruel siempre ha sido una onda diferente. Entonces sentía que no era tanto y era mucho más folk, por así decirlo. No se nota mucho por las bandas en las que he estado, pero soy una persona a la que le gusta mucho el indie folk”. En este sentido, Palacio señala la importancia de bandas como Bon Iver, Sufjan Stevens o Phoebe Bridgers en sus sesiones de escucha privadas. Aunque en un principio siempre perdida no era un proyecto concreto, empezó a tomar forma hacia finales de 2018 cuando Corriendo, una banda de Medellín que adora, le propuso aparecer en un tema. Así, decidió que sus créditos apareciesen con el alias con el que hoy presenta su proyecto solista. Ya con algo bajo el nombre de siempre perdida, esta nueva faceta musical era algo tangible, algo que existía y sobre el que se podía seguir construyendo.


“En el 2019 decidí sacar las canciones, pero uno siempre se pone un montón de peros. En esa época estaba en un nuevo trabajo, mi primer trabajo de verdad. Estaba en una época súper estresante, tenía que entregar la tesis en la universidad y hubo un día que llegué a la casa y dije ‘no puedo más: necesito alejarme de todo. Voy a hacer música’”, continua Palacio. “Sentía que estaba perdiendo la perspectiva de las cosas importantes, porque no me quedaba tiempo para las cosas que me gustaban que era hacer música. Dije ‘Voy a escribir una canción ya, la voy a grabar ya y voy a subirla’. La primera canción que creo que subí fue “31:03”. Subí como en un mes dos demos a YouTube y fue como ‘Soy siempre perdida. Existe siempre perdida en el mundo’. Porque en la canción de Corriendo la mayoría de la gente no sabe que estoy ahí. Entonces una vez subí los demos se volvió algo real”. En junio del año pasado Palacio se presentó en vivo por primera vez con siempre perdida. Allí empezó la conversación para acceder a su material en plataformas de streaming, pero el proyecto aún no tenía mucha producción, pues Palacio era quien quería estar al frente de él.


En este punto de la historia aparecieron dos amigos de la música, Andrés García y David Dueñas, para auxiliarla en la producción de los cortes. “Ha sido un proceso muy bonito porque ellos no quieren hacer algo súper producido y no es lo que yo quería con este primer EP. Sino que nos reunimos en la casa de Andrés y ahí con lo que tengamos hacemos las cosas. En algunas canciones hay bombos que en realidad son cajas, vasitos, lo que sea que encontrábamos que pudiéramos usar”, explica contenta Palacio. “Ha sido algo chévere porque creo que es un proyecto sobre el que yo tenía tener mucho control, pero también es bueno tener una opinión externa para ayudarme a ver las cosas de una manera diferente. Entonces desde el año pasado, creo que desde agosto u octubre, vengo trabajando con ellos, grabando estas canciones. Ya las terminamos entonces ya llegó el momento de soltarlas al mundo”.


Al ser “En un mar” la canción con la que siempre perdida empieza sus presentaciones, era pertinente que fuese también la primera en salir. “Reúne todos los elementos de lo que quiero que sea el proyecto que es como guitarra y voz en un nivel primordial. Tiene el mood que quiero que la tenga como primera impresión de siempre perdida”, explica. “Las canciones del EP tienen dos ramas: o canción de tusa o canción de me siento mal conmigo misma. Son cosas que no son divertidas, pero ese es el punto de este proyecto. Cuando me siento a escribir estas canciones es porque de verdad me agobia tanto lo que estoy sintiendo que tengo que sacarlo con una canción. Normalmente no es que sean las canciones más divertidas. “En un mar” está en la primera rama”. “En un mar” es una canción de desamor poco usual, pues retrata no el idilio de un amor perdido, sino la insatisfacción que despierta una relación que pudo ser y no llegó a cristalizarse. “Me la imaginaba como estar atrapada entre las olas, dar vueltas y no avanzar, no salir: quedarse en la ola atrapado. Es chistoso, ahora que lo pienso, la canción es casi una repetición de un arpegio en la guitarra. La canción habla un poco de eso”.


“En un mar” es el primer testimonio de un proyecto emocionante y vibrante, uno que nace de la necesidad del arte como catarsis y el ritual de la composición como un ejercicio de psico análisis personal en el que, a partir de disolución del ego en un alter ego, tenemos acceso a un reflejo de nuestro ser desdoblado en la hoja de papel que otrora fue blanca y hoy coloreamos con nuestras pasiones más personales. La voz de Palacio en primer plano genera una emoción sincera, primero dulce y rota, luego explosiva y llena de sentimiento. La orquestación, esta progresión del arpegio que se repite del que hablaba la compositora, genera un documento minimalista en el que ninguna nota sobre, sino que todo el conjunto nos va guiando hacia un clímax emocionante y enérgico, como un naufragio en tormenta, como un tsunami sobre las costas. Es una pieza cargada de energía vital, estremecedora sí, pero viva sobre todas las cosas, honesta. Real. Siempre perdida continuará presentando nuevos lanzamientos hasta poder presentarnos su EP definitivo. Por lo pronto, conmuévanse con su primer sencillo: “En un mar”.



74 vistas