• Ignacio Mayorga Alzate

Consulado Popular entra en modo corrido mexicano en “Taliswoman”


Desde “Me mamé” de 2015 esperamos cualquier nuevo lanzamiento del Consulado Popular, la banda más irreverente y, sin embargo, una de las más serias del panorama musical colombiano. Tras la publicación de su debut casi homónimo Con su lado popular, la banda liderada por Julián Mejía y Camilo Rivera se convirtió en un referente del rock alternativo nacional. Así mismo, se ha hecho una reputación importante al no comer entero y presentar una queja en video para que las bandas locales dejaran de permitir la explotación cultural de la radio y los promotores, creando primero Radio Consulado Popular y luego el Circo del Cónsul, un festival itinerante que ha tratado de llevar su música a distintos municipios y pueblos del país, pagándoles siempre a las bandas que los acompañan y sirviendo como una suerte de padrinos musicales para muchas bandas emergentes de las regiones que visitan. Desde entonces la banda ha venido presentando una serie de sencillos que parecen indicar un nuevo álbum en el radar. “Qué rico”, “Me mamé” y “Fantasía” han venido apareciendo desde 2017. Así mismo, este año presentaron un lanzamiento de la mano de Nepentes y Radio Paila, “A lo peridol”, que tuvo una circulación fuerte en el circuito rockero nacional y “La La La La La La”, un sencillo que le canta la tabla a las vecinas chismosas que hacen parte de toda urbanización colombiana. Ahora el Consulado Popular le apuesta al corrido mexicano para su nuevo sencillo “Taliswoman”.

La canción presenta un cambio en la dirección musical de la banda, que decide empezar a recorrer otros ritmos del continente para robustecer su propuesta musical, abriéndose paso a otros mercados de habla hispana. “Taliswoman” presenta un trabajo pulido de Rivera en el acordeón, emulando los sonidos de los corridos mexicanos sobre decepciones amorosas o grandes capos de la droga ajusticiados a tiros en un callejón anónimo. Regresan también las trompetas a la mezcla, dándole un aire de cantina convulsa a la mezcla que gana muchísimo con el carisma de Mejía, quien ha aprendido a jugar de manera histriónica con sus virtudes vocales. Por momentos, sin embargo, la banda no se aguanta y regresa, aunque brevemente, a un sonido de rock más pesado y estrepitoso. Empero, esos son los momentos menos interesantes de un corte que por demás es sobresaliente. Se explica, en todo caso, al pensar en el público de la banda, que está acostumbrado a romperse la mula en cada canción de sus presentaciones en vivo.


Temáticamente “Taliswoman” cuenta las tristezas de un hombre que está enamorado de una mujer que le hace mal. Por ello, se procura de un talismán para evitar que esta mala persona siga jugando con su corazón, para que no obre el hechizo malévolo de esta femme fatale de botas y sombrero. Consulado Popular crece muchísimo como proyecto cuando dan saltos de fe y abordan nuevas sonoridades, permitiéndose jugar con las múltiples posibilidades melódicas que tiene el acordeón que ha caracterizado su música desde sus primeros lanzamientos. En ese sentido, “Taliswoman” es una apuesta por la reinvención que resulta provechosa para la carrera de una banda que se ha convertido ya en una insignia del rock nacional. Lléguenle a “Taliswoman” y protéjanse de la magia negra junto al Consulado Popular.



12 vistas