• Ignacio Mayorga Alzate

Cuatro EPs colombianos de noviembre para escuchar en noviembre


Cada mes la música colombiana presenta una serie de lanzamientos excelsos que, a fuerza de una oferta siempre creciente, a veces se quedan en el tintero. Como medio independiente enfocado en la misión de ayudar a visibilizar y hacer crecer la movida cultural colombiana, es nuestra tarea tratar de reseñar cuanto podamos de lo que está pasando musicalmente en Colombia e Iberoamérica. Sin embargo, muchas veces no nos alcanza el talento humano para presentarles un análisis riguroso de cada uno de estos lanzamientos. En cambio, cada día más buscaremos proponer espacios de difusión para que se familiaricen con nuevos sonidos locales y para que cada uno de ustedes pueda formular su propia opinión de las producciones más recientes dentro de nuestro país. Noviembre fue un mes fructífero para la efervescente movida musical dentro de nuestras fronteras. Así es que hoy les presentamos cuatro EPs que estrenaron en el marco de este mes. Cada uno de ellos es mágico y maravilloso en su propio mérito.


Carlos Rizzi – Vestigial


La música de Carlos Rizzi es una obra de arte. El productor y músico colombiano ha logrado convertirse en uno de los talentos independientes más emocionantes de nuestro país, produciendo desde Berlín, en 2019, su álbum Now Here Nowhere, un documento perspicaz en el que la experimentación sonora colindaba con sonoridades más populares como el house, el techno, el electro y texturas sobrenaturales prestadas de sonidos más complejos como el noise y el ambient. Después de colaborar con Arrabalero en un exitoso remix, Rizzi presentó en la última semana de noviembre el EP Vestigial. Este documento explora la línea cada vez más difusa entre lo orgánico y lo mecánico, creando una plétora de paisajes sonoros cargados de rica y emocionante experimentación con máquinas y samples. La electrónica nacional ha encontrado en el productor a un sobresaliente exponente de la compleja producción ambiental. Alejándose del club, pareciera que este año de reclusión ha hecho de Rizzi una persona más sabia y delicada, una persona que entiende que en el silencio también hay una serie de elementos fabulosos para trabajar con. Es una genialidad y uno de los mejores lanzamientos del año. Ya están avisados.



Animal Cosmic – Cambiarlo todo


Animal Cosmic fue fundada en 2019 por Chris Castro, productor y músico de Bucaramanga. La carrera musical de Castro comenzó a los 6 años. Su amor por la batería y por la música lo llevaron a viajar a Barcelona, ciudad en la que estudió la carrera de producción musical, en el SAE Institute y en la que se enamoró de la música electrónica. Cambiarlo todo busca entregar al oyente un sonido contundente y homogéneo, canciones sin género, bajo el concepto de Indie Tropical que explora una miríada de sonoridades para crear una propuesta de valor emocionante y contundente. Este EP nace de la necesidad de experimentar con diferentes géneros musicales y juntarlos con ritmos latinos, creando una evolución en el sonido de Animal Cosmic. Es una producción que suena a fiesta, alegría, optimismo, sensualidad, playa y ciudad cuando el clima se deja envolver por la calidez de un sol calmo. Es un EP perfecto para introducirnos en el ambiente festivo de uno de los meses más amados por los colombianos, este año celebraremos los que sobrevivimos y recordaremos a quienes se nos fueron con optimismo y buena vibra.


Vale – Iridiscente


Con un talento fenomenal el dueto de hermanas gemelas Vale está listo para ser uno de los fenómenos musicales más interesantes de 2020. El dúo se ha convertido en una sensación de la noche a la mañana por la fuerza de su interpretación sumado a una sensibilidad pop que entiende el momento cultural y construye sobre éste para generar un documento sincero y que permanecerá en el tiempo. Con una serie de sencillos exitosos, las hermanas se convirtieron en una fuerza imbatible que descentralizó el pop colombiano para llevarlo a la periferia e inyectarle sonidos tropicales sensibles y emotivos. En su corte vuelo, estas dos hermanas se han hecho un nombre clave de manera juiciosa e inteligente, permitiendo que su proyecto crezca de forma orgánica y coseche adeptos influyentes como Juanes o Sebastián Kyrs. Más allá de esto, sin embargo, la fuerza se encuentra en la calidad honesta de su propuesta antes de un ejercicio de marketing o PR como sucede con tantas apuestas jóvenes. La música de Vale ha llegado para quedarse y hoy celebramos este primer momento de su carrera proyectándolas como una apuesta longeva que seguramente continuará creciendo y floreciendo con la fuerza de palmas imbatibles por las olas o la tempestad. Muy recomendadas.


Cauce – Naiades

Cauce es una propuesta de música electrónica de Bogotá que se consolidó este año. En su sonido explora géneros como el glitch y el ambient y pretende emular espacios y texturas con su música en la que la atención al detalle da como resultado un producto sobresaliente y de delicada belleza. Su sonido está influenciado por bandas como Massive Attack, Portishead, Weval y Apparat. Conformado por Lina María González y Juan Francisco Bermúdez, Cauce consolida un proceso de experimentación con texturas electrónicas, sampling y glitches en búsqueda de un estilo propio que se ve influenciado por agrupaciones vitales del trip hop y la electrónica experimental. Tras años de explorar distintos géneros, técnicas y sonoridades dentro de la electrónica, finalmente el EP debut de Cauce, Naiades resume y acopla por primera vez todo el bagaje de años de aprendizajes con máquinas y aparatos. El EP de 5 cortes propone un viaje de texturas en el que el orden de las canciones fue pensado especialmente para sumergir a quien lo escuche en un recorrido inmersivo que sacude distintas emociones. Sintetizadores amodorrados, texturas invisibles que sobreponen para crear un sentido y una emotividad herida y bellísima resume un proyecto que sobresale en medio de la electrónica explosiva y rayacocos. Lléguenle: es bellísimo.