• Ignacio Mayorga Alzate

Viajen con el “Viento del sur” de Helado Infinito



Helado Infinito es un proyecto nómada, una propuesta que recorre el mundo para componer y construir canciones de una forma única y auténtica. El dúo se conformó en marzo de 2016 en La Plata, Argentina, y está conformado por la chilena Loreta Neira Ocampo y el gaucho Victor Borgert. Desde entonces, la música de Helado Infinito se ha nutrido de sus experiencias trashumantes por México y Europa, además de varios otros países. Es aquí, durante el viaje, que nacen sus composiciones que crean y producen de manera independiente. En este camino plagado de viajes y nuevos lugares, Helado Infinito ha creado dos álbumes, Canciones dispersas (2017) y El movimiento del error (2019), además del EP Una sombra me alumbra, producido por ellos mismos y con colaboraciones de amigos de todo el mundo. Esta es la forma que ha encontrado la banda para construir canciones con espíritu propio, con una identidad híbrida y desprendiéndose del apego de pertenecer a un único lugar para abrirse a la posibilidad infinita de ser un ciudadano del mundo.


Después de guardar silencio durante dos años, Helado Infinito regresa con “Viento del sur”, una composición que llega con el anuncio de una nueva gira por Europa por parte del dúo, espacio vital del proyecto durante dos años y en el que configuraron la forma itinerante de trabajar. “Un diálogo con y para el viento”, así define Helado Infinito el espíritu de "Viento del sur", una canción con atmósfera electrónica y alma de cantautor en el que el dúo reflexiona sobre la necesidad de cambiar de aire para activar la llama creativa. La composición nació a finales de 2021 entre acordes de guitarra acústica en la isla chilena Chiloé. “Estuvimos dos semanas cuidando una casa en las afueras de Castro. Ahí vivía esta hermosa pandilla de animales con la que estuvimos pasando mucho tiempo en un espacio verde, grande, alejado de la ciudad. Fue una experiencia muy bonita y refrescante que nos dio mucha perspectiva, porque en 2021 empezamos a sentir fuerte las consecuencias de la pandemia en nosotrxs y creo que no nos habíamos dado cuenta de que necesitábamos tanto salir de nuestro departamento en Santiago”, dice Borgert.


Por su lado, Neira añade: “Salir, pasear, respirar otro aire y conectar con otros seres es algo que parece cotidiano, pero hoy no lo es tanto. Esta canción representa el impulso que nos regala salir y sentir el viento. Personalmente, me dan más ganas de vivir, de hacer cosas nuevas, de crear. A veces en la casa, con la rutina tan metida en el cuerpo, esa energía se pierde, se nos olvida”. En medio de la grabación de su tercer álbum, la banda se prepara para una gira por Europa, una suerte de continuación al Tour Infinito, que tuvo que verse suspendido por la pandemia de 2020. “Nuestros discos hasta ahora han sido un mar de experimentación pop, con mucha prueba y error. Este no va a ser diferente en ese aspecto, porque seguimos probando mucho, pero luego de nuestros últimos años girando y tocando un montón en contextos muy diferentes, tenemos mucho más claro qué música queremos hacer y presentar en vivo. Creo que este disco va a consolidar el proyecto y confirmar una dirección”, asegura Borgert. “Viento del sur” es una composición que explica de algún modo la esencia de la banda, un viaje eterno en el que se construyen amistades, canciones y reflexiones.


27 visualizaciones0 comentarios