• Ignacio Mayorga Alzate

Mad Tree presenta "Inmerso", la segunda entrega de su tercer álbum



Mad Tree es uno de los proyectos más longevos del nuevo rock bogotano. Fundada en 2013, el conjunto de Sebastián Izaciga y Nicolás Gutiérrez ha venido trabajando constantemente por reinventar las formas de nuestro género favorito desde la publicación de Centésimo humano. Con cada nuevo lanzamiento que ha robustecido su catálogo, la banda bogotana se ha convertido en un fenómeno en el que la fuerza del rock colinda con una inteligencia lírica que hace de sus canciones un sosiego y un refugio. Influenciados por el sonido extremo de los noventa, la banda no ha parado de conquistar audiencias, llegando al Vive Latino, a Rock al Parque y al Grito Latino en Costa Rica. Con dos álbumes en su haber y una serie de EPs de considerable belleza, el Mad Tree se ha posicionado como un acto vital para la capital, convirtiéndose en un referente central de la nueva movida colombiana.


Ahora, la banda regresa con “Inmerso”, segundo corte de su próximo álbum, luego de la presentación de su delicada “Pájaros” del año pasado. "Inmerso" presenta la historia de un ser que se encuentra sumido en reflexiones dolorosas. Añorando el pasado y prefiriendo la muerte antes de volverse a sumergir en la ilusión de su realidad, el sencillo define la introspección como herramienta de liberación del sufrimiento. Es una composición introspectiva en el que un motivo en la guitarra guía una melodía que desciende al centro de la tierra, buscando el silencio para escapar del mundanal ruido. Así, “Inmerso” se construye sobre detalles delicados de una factura elegante que no descuida la esencia rockera de la banda, que explora nuevos lenguajes sin quitarse del todo la chamarra de cuero para este lanzamiento.


Con “Inmerso” Mad Tree continúa definiendo una nueva estética que es meditativa e introspectiva, buscando crear historias reflexivas y poderosas que sobrecogen por su apropiado complemento musical. Es una composición de una belleza extraña, pues nos exhorta a encontrarnos en nosotros antes que salir a buscar lo que queremos en el mundo exterior, alejándose de la fuerza del objeto de deseo para convertirse en motor reflexivo de nuestra propia identidad. La banda busca un nuevo sentido en su música y logra transmitir con fuerza su mensaje, dando vida a una pieza emotiva y sofisticada que no satura la mezcla de ruido en cada canal sino que encuentra el equilibro en una economía de recursos, elementos todos necesarios para transmitir la importancia de su mensaje.




83 visualizaciones0 comentarios