• Ignacio Mayorga Alzate

Lucio Feuillet prepara su tercer álbum de estudio con “Nunca callar”


Lucio Feuillet es uno de los cantautores mejor dotado de la movida cultural colombiana. Aunque desde 2013 venía creando ruido en torno a su nombre con el lanzamiento de Indicio, no fue sino hasta Provinciano de 2017 que el cantautor nariñense encontró la veta artística que debía explorar para que sus canciones se sintieran propias y conmovieran a miles de colombianos que lo han venido encontrando en distintos escenarios culturales del país. “Pinta tu aldea y pintarás el mundo”, escribió Tolstoi y esto es aún más cierto en el trabajo de Feuillet, quien ha encontrado en las músicas tradicionales del sur del país, particularmente de su natal Nariño, la inspiración idónea para explicar todo cuanto lo aqueja, emociona y pone a bailar. Provinciano es un álbum espectacular que celebraba la identidad de uno de los departamentos más ricos en culturas y colores musicales de la geografía colombiana. Ahora, el pastuso se prepara para el lanzamiento de su próximo álbum de estudio con el estreno del sencillo “Nunca callar”.


“Nunca callar” abre con una delicada línea melódica en la guitarra de nylon, acompañada de una enumeración de motivos y razones para continuar viviendo una existencia responsable, esto es, una acorde a nuestros principios e ideales. A la primera guitarra se suma una segunda para producir una serie de arpegios armónicos que se concatenan con la calma voz de Feuillet. “Nunca callar” es el inicio de un viaje musical que pretende celebrar la cultura sureña colombiana. “El álbum es todo un viaje inspirado en la sensibilidad de las murgas carnavaleras del sur colombiano –bandas fiesteras de vientos, coros y percusiones- en el que vibramos con algunos temas tradicionales, canciones originales y una junta poderosa de baile, celebración y reflexiones de nuestros tiempos”, explica Feuillet en el comunicado de prensa. Así, partiendo de un momento íntimo y acústico, se suman una pluralidad de voces instrumentales a la mezcla con vientos álgidos y percusión acompasada y bailable. Es fácil a Feuillet marchando por la calle del Colorado con su guitarra, mientras de las casas aledañas más músicos escuchan su pregón y se le van uniendo en el canto, marchando cuesta arriba.


“Este disco lo produjimos, como todos los anteriores, junto a mi socio Ricardo Muñoz, lo grabamos en Groove Studios al lado de los ingenieros Harbey Marin y Jorge Corredor, y tengo el placer de colaborar con la magia en las ilustraciones del artista nariñense Fercho Yela”, explica el músico sobre los demás procesos del álbum. “Nunca callar” es un tapiz sonoro delicado y de factura armoniosa y pulcra, en la que Feuillet se atreve a empezar a experimentar con otras formas de narración cercanas a la trova, dejando que su voz se convierta en declamación poética sobre el reconocimiento del otro y de las virtudes de todos los maestros que encontramos en nuestro diario jornal sin advertirlo. Cada regreso de Feuillet es un feliz reencuentro con un amigo que lleva bajo su ruana gruesa un montón de historias y reflexiones, la sabiduría de un cantautor extremadamente joven que ha recorrido ya muchas sendas y habla con claridad de lo que quiere y de lo que teme. Lléguenle.