• Ignacio Mayorga Alzate

Oh’laville abre los “Portales” de su percepción en su nuevo sencillo



Presentar a Oh’laville a estas alturas del partido es un esfuerzo nulo, pues se ha convertido en uno de los actos representativos del rock colombiano desde hace tiempo. Cada nueva entrega de la banda resulta en un deleite estético, en una experiencia que requiere de una escucha atenta, pues los sonidos de este cuarteto bogotano están lejos de servir como música de fondo. Después del éxito de su álbum Soles negros en 2019, además de los correspondientes lanzamientos en vivo de dichas canciones, la banda ha venido experimentando con nuevos sonidos para revitalizar su enérgica propuesta de valor. Así, por ejemplo, compartió con la pastusa Briela Ojeda en “Los árboles” y con Armenia en “Rompe”. De un tiempo para acá el cuarteto bogotano ha estado presentándonos vistazos de una próxima producción y ahora entran en pleno modo psicodélico para su más reciente sencillo, “Portales”.

Esta nueva composición llega tras el éxito de “La fuente” y “Delirio” y es el primer corte que se ha lanzado tras el anuncio de su participación en Rock al Parque 2022, el primero luego de la celebración de cuarto de siglo del mítico festival en 2019. “Portales”, como gran parte de la música de los últimos dos lustros, nació durante el confinamiento obligatorio por la emergencia de salud pública del Covid-19. Sin embargo, antes de construir un corte pletórico en cursilería y anhelos de afecto, la banda se tomó en serio la labor de experimentación personal para jugar con un sonido de influencia psicodélica que, aunque apaciguadamente, respeta su identidad rockera. La canción fue grabada con el productor Kiko Castro, quien ya cuenta un largo recorrido con la agrupación.


Oh’laville quiso experimentar con un groove que evoca los mantras para este nuevo lanzamiento. “Cuando entramos a producirla exageramos esa cualidad, como si la intención fuera generar un trance”, explica Andrés Sierra, bajista de la agrupación. La canción habla de los estados alterados de conciencia y está relacionada con cómo se asumió el encierro, provocado por la pandemia. Cuando no podemos sentir los estímulos del mundo exterior solo contamos con nuestro universo para encontrar el sosiego. Allí, en medio de los pastizales de praderas infinitas podemos dibujar mándalas con los dedos sobre nubes de algodón policromo.


“Fue una de las canciones producidas en El Alto Estudio en Medellín, donde nos encerramos por una semana y tuvimos toda la libertad y campo para experimentar, con absoluta disposición del estudio. Fue espectacular”, añade Luis Lizarralde, baterista. En “Portales” Oh’laville encuentra una nueva identidad en la que se siente igual de cómodo al alarido desgarrado, a la descarga explosiva de la guitarra y al clamor de guerra de los tambores. Jugando en un registro más calmo, la poesía de Mateo París se encuentra cómoda, apelando a sensaciones de paz interior y novedosos redescubrimientos novedosos. En palabras del gran poeta inglés: “Si las puertas de la percepción fueran depuradas, todo aparecería ante el hombre tal cual es: infinito”. Bienvenidos sean a la nueva aventura sonora de Oh’laville.



37 visualizaciones0 comentarios