• Ignacio Mayorga Alzate

siempre perdida regresa con “No me he estado cuidando”, segundo sencillo de su proyecto solista


Para quienes extrañamos los eventos independientes el nombre de Ivanna Palacio es clave. Durante años ha sido parte de algunas de las agrupaciones de música alternativa más sobresalientes del under capitalino. Es la culpable de darle sensibilidad poética con su letra y su voz a Encarta 98, además de hacer parte de Cruel Cruel y tocar el bajo en Electric Mistakes en su nueva aliteración. Incluso, algunos tuvieron la fortuna de verla con su proyecto solista, siempre perdida, en un puñado de fechas en las que ha venido presentando sus canciones. Ahora, Palacio ha dado el salto solista y ha presentado siempre perdida, que regresó este viernes con su segundo sencillo “No me he estado cuidando”.


Siempre perdida empezó a coger forma en 2018 cuando Palacio empezó a escribir una serie de canciones muy personales, basadas plenamente en su experiencia personal. En este sentido, Palacio señala la importancia de bandas como Bon Iver, Sufjan Stevens o Phoebe Bridgers en sus sesiones de escucha privadas. Aunque en un principio siempre perdida no era un proyecto concreto, empezó a tomar forma hacia finales de 2018 cuando Corriendo, una banda de Medellín que adora, le propuso aparecer en un tema. Así, decidió que sus créditos apareciesen con el alias con el que ahora ha venido presentando su proyecto solista. Ya con algo bajo el nombre de siempre perdida, esta nueva faceta musical era algo tangible, algo que existía y sobre el que se podía seguir construyendo. “Sentía que estaba perdiendo la perspectiva de las cosas importantes, porque no me quedaba tiempo para las cosas que me gustaban que era hacer música. Dije ‘Voy a escribir una canción ya, la voy a grabar ya y voy a subirla’. La primera canción que creo que subí fue “31:03”. Subí como en un mes dos demos a YouTube y fue como ‘Soy siempre perdida. Existe siempre perdida en el mundo’. Porque en la canción de Corriendo la mayoría de la gente no sabe que estoy ahí. Entonces una vez subí los demos se volvió algo real”.


En este punto de la historia aparecieron dos amigos de la música, Andrés García y David Dueñas, para auxiliarla en la producción de los cortes. “Ha sido un proceso muy bonito porque ellos no quieren hacer algo súper producido y no es lo que yo quería con este primer EP. Sino que nos reunimos en la casa de Andrés y ahí con lo que tengamos hacemos las cosas. En algunas canciones hay bombos que en realidad son cajas, vasitos, lo que sea que encontrábamos que pudiéramos usar”, explica contenta Palacio. “Ha sido algo chévere porque creo que es un proyecto sobre el que yo tenía tener mucho control, pero también es bueno tener una opinión externa para ayudarme a ver las cosas de una manera diferente. Entonces desde el año pasado, creo que desde agosto u octubre, vengo trabajando con ellos, grabando estas canciones. Ya las terminamos entonces ya llegó el momento de soltarlas al mundo”.


“No me he estado cuidando” presenta una producción más íntima y acústica que “En un mar”. Frente a la complejidad metafórica de su primer sencillo, la compositora prefiere la literalidad en este nuevo lanzamiento en el que nos abre un espacio de corazón y de sus conversaciones mentales, en las que tiene la fortaleza para reconocer que no ha sido responsable con el cuidado de su salud mental y apela a otro invisible para que le de una mano para encontrar un espacio de sosiego y calma. “No me he estado cuidando” tiene una orquestación minimalista con una guitarra acústica y la voz de Palacio en el primer plano como única arma contra un mundo en el que a veces es muy difícil encontrar la paz. Hacia al final de la composición, unas programaciones digitales concatenan con el rasgueo de una guitarra eléctrica para alcanzar un clímax calmo en el que la voz de siempre perdida brilla con toda su frágil humanidad y delicadeza. Siempre perdida es una fuerza honesta y necesaria en nuestro panorama independiente. Es molesto tener que pensar todos los lanzamientos a la luz de la pandemia, pero ciertamente “No me he estado cuidando” funciona para reconocer las debilidades que florecen en estos días de encierro, y todas las posibilidades que tenemos para superarlas. No dejen de escucharla aquí y vean este íntimo videoclip. Con un hermoso gatito.



33 vistas