• Ignacio Mayorga Alzate

Atrato cierra sus “Versiones secundarias” con “TRESAEME”



Atrato es el bebé independiente de Federico Tisnés y Javier Velásquez, músicos de Cali y Barranquilla que han colaborado con proyectos como Ismael Ayende y Teatro Unión. Atrato debutó en febrero de 2019 con su EP Alto concordia, un primer documento de la experticia interpretativa de sus músicos. Era disco lleno de groove y distorsión que exploraba de manera elegante giros melódicos e intervalos armónicos que vienen de la costa para dialogar con la Bogotá en la que hoy residen sus miembros. En 2020 la banda emplazada en Bogotá presentó su segundo EP, Fragmentos de una especie secundaria, en la que su poderosa propuesta de valor se solidificaba para crear un documento redondo y potente en el que sus miembros mostraban todo su poderío interpretativo. Pero la banda ha vuelto por más. Atrato aprovechó los días de aislamiento para crear versiones alternativas de cuatro canciones lanzadas anteriormente.


Estas reversiones de 4 tracks conforman un compilado que han bautizado como Versiones secundarias. Con una aproximación DIY, la banda explora la mezcla de beats electrónicos con sintetizadores análogos, logrando reinterpretar sus canciones desde una perspectiva menos estridente y más atmosférica. Las dos primeras canciones publicadas fueron “P€RDÏD4” y “A6ÛIRR€”, piezas clave de Alto Concordia, con que la banda cimentó las bases del sonido actual de Atrato. Luego, hacia finales de 2020, presentaron “LNB” junto a Valentina Blandón de Micorriza Soundsystem. Ahora, el ciclo por fin se cierra con “TRESAEME”, reversión de uno de los cortes más heridos de Fragmentos de una especie secundaria. A diferencia del corte champetudo y explosivo del EP anterior, “TRESAEME” tiene una base de dub espacial con un bajo elástico que soporta la voz de Velázquez que se convierte en ecos espectrales conforme narra la peor de las experiencias del casco urbano: ser atracado de madrugada.


Con “TRESAEME” Atrato cierra un ciclo de reversiones que los encuentra explorando sonidos prestados de los lenguajes de la electrónica, jugando con varios de las estéticas de la producción musical lo-fi. Para este trabajo discográfico, Velásquez y Tisnés decidieron explorar su lado DIY, encargándose de principio a fin de la producción de todas las canciones, manteniendo así el impulso creativo en los tiempos que corren y, sobre todo, que corrieron hace un año. Con samples de la voz de Jaime Garzón y momentos de extraño hipnotismo musical, “TRESAEME” presenta un lado de Atrato que nada se parece a la música que han construido para sus dos primeros EP, pero que celebramos por su inteligencia para reinventar y redefinir cortes tan específicos como las cuatro composiciones que componen Versiones secundarias. Es un ejercicio creativo emocionante que ratifica la fuerza de Atrato en el rock contemporáneo de nuestro país. Con toda certeza sabremos más del dúo muy pronto.