• Ignacio Mayorga Alzate

Brina Quoya recorre “Millas” electrónicas en su último sencillo



Brina Quoya nace en 2017 con Ana González como bajista, cantante, compositora y productora colombiana a la cabeza. Su primer EP homónimo le valió a la artista miles de reproducciones en plataformas digitales y la inclusión de tres de sus cinco canciones en playlists destacadas en Colombia y Latinoamérica, así como una cálida recepción en artículos y reseñas de variados medios independientes en Latinoamérica. En 2018 año lanza un EP de remixes de sus canciones “Quédate” y “Lo que ves no soy yo”, en el que cuenta con versiones de DJs y productores musicales de México, Perú y Colombia. Su último lanzamiento realizado en diciembre de 2020 le valió la entrada a Las canciones Colombianas más importantes de 2020 de la revista Shock, el Top 100 de 2020 de Radiónica, y múltiples menciones en medios especializados. Manteniéndose fiel al neo-soul, el trip-hop, el pop y rock alternativos, y la música de vanguardia que la han caracterizado, y de la mano del Ingeniero y co-productor Esteban Parra, Brina Quoya se encuentra en proceso de producción de un disco compuesto por cuatro EPs que irán apareciendo en 2021 y parte de 2022. Para eso, la bajista y productora lanzó el viernes pasada “Millas”, una larga reflexión sobre las distancias invisibles entre personas.


La milla romana eran mil pasos: mille passus. Antes de disponer de medios más sofisticados, los seres humanos medían las distancias con su propio cuerpo, que es el primer medio y medida por excelencia, además del motor de relacionamiento con el espacio. Ahora, Brina Quoya le dedica el segundo sencillo de su próximo EP a este concepto. El lanzamiento, más que un recorrido físico, es un viaje sensorial y emocional para reconocer que pueden haber muchos tipos de distancias entre dos personas y que el medio para recorrerlas (y la medida) es la voluntad humana. A su neo soul y a la cadencia folk de la melodía principal, la poderosa bajista colombiana suma una serie de programaciones electrónicas que le dan un aire disco y sideral a “Millas”. Es una canción que transita varios momentos reconfortándonos en cada etapa de su recorrido. Es una canción que habla de sospechar que las ganas invertidas en el recorrido hacia alguien no están siendo igualmente correspondidas y la forma de saberlo es un anhelo que se desvanece, un espejismo que se desgasta para revelar las verdaderas formas del desengaño.


Para ilustrar el recorrido por paisajes emocionales diversos, “Millas” hace uso del contraste entre lo electroacústico e íntimo, con Sebastián Izáciga en las guitarras (Mad Tree), sintetizadores ambientales, arpegiadores, beats profundos inspirados en el techno y el trip-hop de finales de los noventa, y la producción vocal colorida que ha caracterizado a Brina Quoya y que consolida el contraste de estilos como sello característico de la propuesta de la artista. “Millas” será acompañado de un visualizer desarrollado por la artista de code art y motion graphics radicada en NY, Carolina Morales, en el que las texturas y el color terminan de complementar el universo sensorial de esta canción. “Millas” demuestra los aprendizajes recientes de Brina Quoya, una serie de lecciones que ha venido integrando a su propuesta de valor con sabiduría interpretativa, permitiéndole a su música crecer con cada nuevo lanzamiento. “Millas” es un espacio en el que colindan todos los intereses musicales de la bajista, una carrera de más de mil pasos para encontrar la perfección sonora.




85 vistas0 comentarios