• Ignacio Mayorga Alzate

Consulado Popular le canta la tabla a las vecinas chismosas en “La La La La La La”



Desde “Me mamé” de 2015 esperamos cualquier nuevo lanzamiento del Consulado Popular, la banda más irreverente y, sin embargo, una de las más serias del panorama musical colombiano. Desde la publicación de su debut casi homónimo Con su lado popular, la banda liderada por Julián Mejía y Camilo Rivera se convirtió en un referente del rock alternativo nacional. Así mismo, se ha hecho una reputación importante al no comer entero y presentar una queja en video para que las bandas locales dejaran de permitir la explotación cultural de la radio y los promotores, creando primero Radio Consulado Popular y luego el Circo del Cónsul, un festival itinerante que ha tratado de llevar su música a distintos municipios y pueblos del país, pagándoles siempre a las bandas que los acompañan y sirviendo como una suerte de padrinos musicales para muchas bandas emergentes de las regiones que visitan.


Desde entonces la banda ha venido presentando una serie de sencillos que parecen indicar un nuevo álbum en el radar. “Qué rico”, “Me mamé” y “Fantansía” han venido apareciendo desde 2017. Así mismo, este año presentaron un lanzamiento de la mando de Nepentes y Radio Paila, “A lo peridol”, que tuvo una circulación fuerte en el circuito rockero nacional. Ahora, en plena cuarentena, Consulado Popular acaba de estrenar “La La La La La La”, un sencillo que le canta la tabla a las vecinas chismosas que hacen parte de toda urbanización colombiana. La canción es pertinente mucho más ahora que todos estamos encerrados en casa y tenemos que vivir bajo el escrutinio de nuestros vecinos, quienes la mayoría de las veces no hacen mucho, pero, como dicen, “no falta el sapo”.


Musicalmente el sencillo no se aparta mucho de lanzamientos anteriores de Consulado Popular, encontrando a Mejía alternando entre gritos y aullidos, mientras una pesada guitarra muy noventera o de principios de los 2000 celebra sus ocurrencias, que siempre resultan lo más destacado de su música. Este sencillo contó con la colaboración de Godi Gaviria de Radio Paila en la producción, además de Juan Carlos Marín de Boca de serpiente en guitarra y bajo y Adolfo Torres de M.i.j.o en la batería (una versión más larga del sencillo con un solo de percusión se encuentra en el SoundCloud de la banda). “La La La La La La” recuerda a algunos de los sencillos de Songs for the Deaf de Queens of The Stone Age, hasta que al final Rivera y Mejía bajan el volumen para un solo pausado de acordeón y cencerro, antes de que la canción vuelva a explotar con una rima infantil que recuerda a bullies de primaria que, cantando, eran capaces de llevarnos hasta las lágrimas con sonsonetes hirientes y prejuiciosos. Siendo francos, a veces la gente se merece su escarmiento. Escuchen aquí “La La La La La La” y no se conviertan en ese fastidioso personaje de cada edificio, conjunto o urbanización.




11 vistas