• Ignacio Mayorga Alzate

El videoclip de “Suena la campana” de Piangua es una obra compleja de narrativa audiovisual


Piangua se fundó en Bogotá a mediados de 2014, aunque empezamos a enamorarnos de su mezcla de ritmos afros folclóricos y nuevos lenguajes musicales hacia 2017 con el lanzamiento de su primer sencillo, “Pescando penas”, que hacía parte de Las brujas, su álbum debut de 2018. Conformado por artistas provenientes de diferentes regiones del país (Cali, Bogotá, Pasto) la diversidad de los sonidos que la banda propone se constituye en un rico tapiz sonoro que hace de Piangua uno de los proyectos más interesante del circuito nacional, un viaje por las músicas afrotradicionales de Colombia fusionadas con sonidos africanos tribales, funk, jazz y blues. Todo es lícito dentro del sonido de Piangua y la única constante es la virtuosa interpretación y entrega de cada uno de los músicos que componen este explosivo ensamble.


Durante el 2019, la banda se mantuvo activa a lo largo del territorio nacional, compartiendo su música en varios escenarios colombianos y presentándose en el marco de la edición de septiembre de Hermoso Ruido, tachando de su lista de pendientes este hito alternativo. Sin embargo, ya estaban preparando nueva música y es ahora que en 2020 nos llega “Suena la campana”, el primer sencillo de su nuevo material discográfico, La ventolera, que esperamos ver más adelante este año. En “Suena la campana” se consolida la identidad estética de la banda, en el que se contrastan los elementos que componen la melodía. Con una base de cencerro, se construye un festejo peruano cargado de guitarras de cumbia amazónica que dialogan una fuerte cama de percusión. La composición encuentra su fuente de inspiración en las comunidades más vulneradas de Colombia, aunque se mensaje se extiende más allá de nuestra geografía, pues, desafortunadamente, el fenómeno del abandono estatal es una constante de nuestro rico continente.


Acompañando el lanzamiento de “Suena la campana” llega un videoclip hecho a la manera de Piangua: autogestionado por la propia banda que estrenó hace poco. Filmado en Machetá, Cundinamarca, el audiovisual está lleno de símbolos poderosos e involucra a la población local para construir una narrativa en el que el baile es elemento sagrado, el jaguar es un animal totémico y el río centro de poder para la transformación del alma del guerrero. Con imágenes vitales y potentes, el videoclip de “Suena la campana” es un canto de resiliencia, de lucha, de amor propio y de cuidado del medio ambiente como única respuesta a la indiferencia estatal. Dirigido por Javier de la Cuadra, es un documento impactante a nivel visual y conmovedor a nivel espiritual, demostrando que cuando las cosas se hacen con cariño y respeto por el arte, los resultados son sobresalientes.


“Suena la campana” recoge los intereses particulares de una agrupación que ha sobresalido por su exigencia técnica y las múltiples posibilidades de hibridación que una serie de músicos virtuosos construye para crear un sonido rico y extenso. Así mismo, mantiene un compromiso social con un país al que le debemos todo y al que muchas veces no le damos nada. En “Suena la campana” la banda no es ya tan explosiva, sino que busca también jugar con momentos de poca orquestación para construir atmósferas evocativas y emocionantes. Desde el fondo del río, como siempre, Piangua bebe de un agua en la que convergen muchos ríos, muchas voces, muchas historias y tradiciones. Lléguenle a “Suena la campana” y escuchen lo que está pasando, para que no se repita.



130 vistas