• Ignacio Mayorga Alzate

Komba les canta a los sueños por cumplir en "Waxxx"



Komba es un productor y MC bogotano con una trayectoria de 5 años en el juego urbano. Su ADN musical es un código variado en el que el trap, el hip hop y el reggaetón colindan para dar forma a un estilo con presencia y actitud, una mezcla inquietante que puede generar atmósferas cluberas o introspectivas de un corte a otro. El punto de partida de Komba fue el rap, en el que hizo carrera como parte de la agrupación Vida Cruda, quienes lograron algo de atención, si bien efímera, que los llevó a trabajar con artistas de la talla de Rial Guawankó de Venezuela o productores como Rob Ramos (Mabiland, Marrom Fernández, Rxnde Akozta). Seguidamente, el bogotano incursionó en la producción y se lanzó como solista bajo el nombre de Komba, llevando su sonido a territorios vanguardistas, cruzando el trap, el g-funk, el reggaetón, el pop y el rap en una estética moderna y elegante, que presenta las narrativas harto conocidas del género urbano en Latinoamérica, proponiendo más desde la atmósfera sonora que desde la parte poética.


Ahora Komba presenta "Waxxx", una canción que juega en dos universos. Por un lado, le canta a dejar los miedos y los malos ratos, para así vivir el presente y cumplir sus sueños: “por ser lo que soy me he metido en líos y he estado jodido, pero nunca más (…) no quiero que nada me aflija”, canta el rapero bogotano, quien se describe a sí mismo como terciopelo, pero a veces como lija, con una personalidad fresca, pero con un flow de valija. Por otro lado, "Waxxx" tiene el tinte de sensualidad y coqueteo característico de Komba: “tengo el truco pa que te deslices y se acabe la crisis”. Esto respaldado por el pegajoso coro, todo sobre una pista increíble de R&B que se siente como una bocanada de aire fresco en un día soleado. "A veces necesitamos este tipo de canciones para levantarnos de la silla y ser resilientes con nuestros sueños", comenta Komba.


"Waxxx" es un corte con un flow cálido cargado de imágenes poderosas que presenta a Komba como un rimador de principios y un constructor de coros pegadizos y envolventes. El lanzamiento llega acompañado de un videoclip en calidad lo-fi en el que encontramos a Komba en una negociación peligrosa que parece recordar los sucios manejos de la industria musical, rodeado por un par de figuras ominosas que parecen querer quedarse con el alma del artista al tentarlo con promesas vacías y billetes en exceso. Después, Komba escapa de esa habitación en la que se pudieron haber comprometido sus sueños para enontrarse en un paisaje libre en el que puede encontrarse como artista y creador. Quizás si le hubieran ofrecido algo vivo y real podrían haberse quedado con el contrato y el control de sus temas.



64 visualizaciones0 comentarios