• Ignacio Mayorga Alzate

La Muchacha y Santiago Navas se unen para “Lacras sin remedio”


Isabel Ramírez Ocampo, La muchacha, es un fenómeno de la nueva trova colombiana. Con una inteligencia lírica sin par que igual y bebe de referentes claves nacionales como Edson Velandia, La muchacha logra conectar a través de su catálogo personal con una audiencia cada vez más ávida de honestidad y carácter. De la guitarra de La muchacha nacen melodías extraordinarias que no solo se resumen a la construcción melódica a partir de acordes, sino que se contraponen con una percusión creada con golpes sobre la caja de resonancia de su instrumento de madera. Las canciones de La muchacha, oriunda de Manizales, son conmovedoras hasta el llanto, creadas con una delicada factura en las que converge el discurso cotidiano con imágenes poéticas inteligentes y bellas. La muchacha es uno de los proyectos que revitaliza la tradición de cantautores en el país. Y se ha convertido en una necesidad tenerla presente, pues cada nueva entrega es un documento delicado de fiereza y emoción.


Antes este año La Muchacha presentó su segundo álbum de estudio, Canciones crudas, un trabajo delicado y fiero que la encuentra en una etapa creativa fructífera en la que su pulsión ecológica, su atesoramiento de su ascendencia de mujeres aguerridas y su reconocimiento del otro se cristalizan en cortes emocionantes y poderosos que invitan a una reflexión consciente sobre el mundo que nos rodea. Y cómo lo estamos acabando. Ahora, La Muchacha vuelve a unir esfuerzos con el productor electrónico Santiago Navas para “Lacras sin remedio”, una mirada profunda a los peores vicios del alma humana desde la simplicidad poética y meditada de La Muchacha. El dúo ya había colaborado en el lanzamiento de “No me toques mal” y su energía artística no merma.


“Lacras sin remedio” es una composición rabiosa en la que La Muchacha se pregunta por qué somos así. Por qué, a pesar de todo, seguimos insistiendo en hacernos daño, en cagarla con el otro, en volver mierda una tierra que solo nos ha dado regalos jugosos para alimentarnos, aire para respirar y ríos inmensos en los que calmar la sed. Navas se vislumbra al fondo de la producción con una elegancia que enaltece los colores del sonido de La Muchacha, sin alterar su esencia acústica y su trova visceral y emotiva. Acompañando el lanzamiento llega un videoclip con títeres a cargo de In-Correcto, sello de ambos músicos, que divierte en su simplicidad y amplifica un mensaje directo, pero necesario (ojo al guiño inteligente que reconoce que la culpa de la pandemia actual es solo culpa de nosotros). A ver si se espabilan y si estos dos meses guardados les ayudan a mejorar sus maneras con el prójimo y con este terruño maravilloso que nos tocó en suerte. Por lo pronto, escuchen aquí “Lacras sin remedio”.


0 vistas