• Ignacio Mayorga Alzate

Pedrina retrata una traga insufructa en “Sufro”


Desde que Pedrina empezó su carrera como solista en 2018, la cantante bogotana se ha convertido en un nuevo ícono del pop nacional y latinoamericano. Su álbum debut, Prisma, ya daba un anticipo de un sonido más concordante con el momento cultural actual, permitiendo que su voz única se permeara de visos electrónicos y beats influenciados por el dembow y el trap. Así mismo, abrazó una identidad escénica más coqueta e inquietante, dejando de lado los vestidos de flores y prefiriendo ropas monocromas y brillantes. La reinvención continuó con una serie de sencillos a lo largo de 2019 conforme su nombre fue abriéndose un espacio propio en el circuito nacional e internacional de festivales. Ahora, la cantante y compositora vuelve al ruedo con “Sufro”, su primer sencillo de 2020. La producción de esta nueva composición estuvo a cargo de Julián Salazar (Mitú, ex Bomba Estéreo). La mezcla, en cambio, estuvo a cargo del productor urbano Sherman, de Medellín. Al integrar en la producción a dos lados de los espectros electrónicos, Pedrina logra una canción potente que no tiene que explotar para ser enérgica y explosiva.


“Sufro” retrata la experiencia de una persona que no puede conectar de manera sentimental con el objeto de sus deseos. Es la definición de una traga maluca moteada de elegantes detalles melódicos sobre los que, como siempre, sobresale la voz enternecedora de la cantante. Con un motivo de guitarra que se sobrepone a los beats electrónicos y al golpe de un dembow electrónico, Pedrina narra todas y cada una de las acciones emprendidas para conquistar a una persona que no parece determinarla. Pedrina ha entendido que su voz es el instrumento más importante de su proyecto y, por ello mismo, no tiene miedo de intervenirla en función de una mezcla dinámica e hipnótica. Las atmósferas de playa lejana de Salazar se concatenan de manera elegante con efectos sobre la voz de la cantante que no pierde su identidad, pero que le da nuevas formas pues la canción así lo requiere.


Acompañando el lanzamiento, Pedrina estrenó el videoclip de “Sufro”, grabado en España. Con una estética que remite al bar de Mudholland Drive, varios personajes se presentan en una obra de teatro muda interpretando distintos papeles, como una rica metáfora de la complejidad de la naturaleza humana, pero también como una reflexión sobre la mirada del otro y cómo ésta opera en la conducta propia. Al final, el audiovisual es eficaz al comunicar la idea que rodea al lanzamiento: una persona que busca ser vista y, sobre todo, reconocida por su bien amado. La directora Laura Martinova trabajó sobre el guion de Iris Valles en una realización de factura exquisita que es exuberante en instancias, pero recatada en los momentos que se precisan, convirtiendo al color rojo del deseo y al oro del objeto deseado en protagonistas verdaderos de un clip visualmente impactante. Escuchen aquí “Sufro” de Pedrina y corroboren por qué es la representante más inquietante de nuestro pop nacional.



80 vistas