• Por Redacción 120 dB Bogotá

El chikipunk peruano no ha muerto: conozcan a Tricomas con “TAG” y su nuevo videoclip



Chikipunk es un término que identifica a un par de generaciones del rock peruano de la primera década de los 2000, es punk melódico y ha sido parte esencial de múltiples bandas y corrientes que la han precedido. Es algo así como lo que llamaríamos neo en Colombia, aunque con una actitud más explosiva y herida. Desde ese entonces, los miembros de Tricomas han hecho parte de varias bandas peruanas, hasta que la pandemia decidió reunirlos para crear un power trio con fuerza adolescente que revitaliza las formas de esta estética musical. Con “TAG” (que se desglosa en Trastorno de Ansiedad Generalizada) la banda debuta para traer las formas del pasado a nuestro convulso presente. Caracterizados por el ímpetu y la pasión por la música, tras varios años de shows y recorrido musical formar una banda en estas épocas es incierto,ahora solo queda seguir, sobrevivir o dejarse morir” como dice una línea de “TAG”, frase que representa la actitud y entusiasmo de la banda por su proyecto y la idea de tocar en vivo, acto que consideran es la catarsis y escape mental que más disfrutan.


“Venimos de una escuela chikipunk y el resultado es este, un disco relativamente más cuajado en cuanto a letras y música comparado con nuestros trabajos anteriores”, explica la banda en el comunicado de prensa que acompaña el lanzamiento. “Todo va de la mano de guitarras distorsionadas y potentes, un bajo agresivo y melodioso, y una batería ruidosa con varios ritmos que antes no habíamos experimentado” complementa. “TAG” es un sencillo que fue estrenado con “El Juicio”, su lado B, dos canciones que representan y hablan de la ansiedad que ha causado esta pandemia por el Covid-19 en la que millones perdieron el rumbo y empezaron a replantear su futuro, aunque este siga siendo incierto. Algunos, muchos, no tuvieron la suerte de continuar con nosotros.


La distorsión y ritmos acelerados naturales al chikipunk se unen a la gran experiencia de José (Voz y guitarra), Chickie (Voz y bajo) y Daniel (batería y coros) para traer esta necesaria dosis de velocidad que marea con fuerza este presente incierto hacia la náusea y la conmoción. El videoclip fue grabado por Sharky de Viringo Films en la sala de Lima Noise y es una representación de la performance que la banda espera transmitir en vivo. La gran edición y post-producción estuvo a cargo de Yuraqyana Films, destacada productora peruana de cortos y películas independientes. Este single fue grabado por Joel Álvarez en Lima Noise, y mezclado y masterizado en Lunchbox Estudio por Bens Pop y Kenneth Quiroz, integrante de múltiples bandas peruanas que lamentablemente hace algunos días falleció. Siempre es bueno que vuelvan las formas de nuestra juventud: todavía estamos hastiados.



27 vistas0 comentarios