• Ignacio Mayorga Alzate

boy pablo y la sencillez de la independencia



Desde Noruega boy pablo se ha convertido en una de las sensaciones de la música independiente. Hijo de padres chilenos, que emigraron al país europeo en medio de la dictadura de Pinochet, Nicolás Muñoz ha creado una colección de canciones que se han convertido en himnos generacionales del bedroom pop. En 2017 el proyecto dio un salto impresionante en popularidad al viralizarse el videoclip de “Everytime” a partir de un hilo de Reddit y el algoritmo de YouTube, que empezó a recomendar la música del noruego-chileno. Sin embargo, el músico no es un one hit wonder ni un meme como el seapunk, el vaporwave o todas las nuevas etiquetas de la música digital que se viraliza en cuestión de días a través de foros y redes sociales. Con Soy Pablo de 2018 y Wachito rico de 2020 boy pablo demostró que su fuerza como compositor y músico no se limita a un momento de suerte, sino que esta grata casualidad responde al poder poético de sus composiciones en español e inglés. A propósito de su visita al país el próximo 27 de abril, hablamos con el joven músico sobre la fama, la música de sus padres, los álbumes conceptuales de los Beatles y por qué se iría a una disquera si pudiera conservar su independencia.


Quería empezar hablando del fenómeno del algoritmo y las redes sociales. Es un momento cultural muy raro en el que cualquier persona se puede hacer viral, pero, ¿cómo crees que se mantiene el interés del público y a qué le atribuyes el sostenimiento de tu presencia en redes?


Como dices, son varias las personas que pueden tener una canción o un video viral. Pero mantener esa interés es la parte difícil. He tenido un equipo que me ayudó a crear mi manager anterior, para mantener el hype. También me gusta creer que hago canciones buenas y por eso sigo teniendo algún tipo de fama.


¿Cómo fue tu primer acercamiento a la música? ¿De qué manera influyeron tus padres, emigrantes chilenos en Noruega?


Mi papá siempre me mostraba música que él escuchaba cuando era joven. Él tiene ya 70 años. Me mostró a los Beatles, indie como de la nueva ola de los setenta, Paul Anka, Frank Sinatra y ese estilo. Soy el menor de la familia, entonces mi hermano me presentó el punk, mi otro hermano me enseñaba de música latina y mi hermana me presentó el hip hop. Entonces he escuchado de todo un poco. Cuando tenía 13 o 14 años empecé a escuchar la música que a mí me gusta, no solo la de mis hermanos. Chilenos, Américo, me lo mostraban mis padres, aunque no mucho más. Sin embargo, descubrí a Confía en tus amigos y me gusta mucho.



El próximo año se cumplen cincuenta años desde que Pinochet mandó a asesinar a Víctor Jara. Del 1973 al 2022 ha cambiado mucho la cultura: somos más ensimismados, más egoístas. ¿Crees que en este momento la música tiene aún la capacidad de seguir siendo revolucionaria, de transformar la sociedad?


Creo que, de cierta manera, sí. Pussy Riot ha protestado contra todas las normas viejas del Este de Europa. Han creado un movimiento feminista muy importante enfocado a la igualdad entre personas. Pero también la música es una reacción a lo que está pasando alrededor también, es más un consuelo para la gente que está viviendo un momento difícil. Debe haber un artista hablando de la situación de Rusia y Ucrania. Eso será un consuelo más que un motivo para crear una revolución. Está también todo el hip hop en torno al movimiento de Black Lives Matter, están despertando a muchas personas para movilizarlas hacia la causa justa.


Ahora que hablabas de la música como consuelo, algo que me gusta mucho de tu proyecto es que, a pesar de nacer en un ecosistema digital, todavía mantiene el respeto por las tradiciones de la música. Emociona que le pidas a tus fans que escuchen el disco en el orden completo, pues para mí tiene sentido pensar aún en el disco y su recorrido. ¿Qué sentido tienen esos álbumes que tienen un storytelling?


En los últimos años nos hemos acostumbrado a sacar solo sencillos para vender, por el dinero, para ser más popular. Y eso importa más que el arte. A mí me gusta la cosa de los sencillos y hacer música que la gente recuerde, pero con el álbum traté de contar una historia, visualmente con los videos, pero también en la historia del disco. Siempre con la visión de que todo va a salir bien al final. Es una visión optimista, esperanzadora. En medio de la pandemia, fue apropiado. Estaba escuchando el disco de Harry Styles, Fine Line (2019), y ahí como que sentí la necesidad de hacer un álbum, entendí que era más difícil que hacer un buen sencillo. Crear un álbum bueno es muy difícil, y eso es lo que estoy intentando hacer.

Esa idea de hacer un disco completo, ¿tiene algo que ver con tu afición por The Beatles?


Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band es uno de mis discos favoritos. Fui a una escuela de música durante el bachillerato y ahí aprendí sobre el álbum y sus canciones. Aprendí sobre sus instrumentos, toda su narrativa, es como una canción de cuarenta minutos. Me fascinó. Es una de las razones por las que quise hacer un álbum en vez de un EP y, no sé, ese álbum es el top. Para mí es increíble. También era importante jugar con lo visual, que ellos también lo hicieron hacia el final. Es un álbum que me ha inspirado mucho en general. También incluye un montón de géneros musicales: es un enredo de cosas. Si escuchas una sola canción no tiene sentido, pero si lo escuchas todo es perfecto.


Volviendo a los días de los en vivo, en 2019, en Tropicalia (California) estuviste tocando el mismo día que los Ángeles negros, banda clave de Chile en los setenta. ¿Cómo fue reunirse con tantos artistas latinos, sobre todo a la luz de que has girado principalmente por Europa?


No pude encontrarme con muchas bandas. Estuve con Omar Apolo y con Cuco. Pero cuando vi el line-up me sorprendió mucho que hubiera tantas bandas latinas. Me sentí como en casa viendo tantas personas hablando en español en Estados Unidos. El corazón se me conmovió. Pude saludar a un par de artistas que son latinos y eso tiene harto significado en la escena musical.



¿Cómo es entonces vivir la identidad latina en Noruega?


Significa ser directo. Es una de las cosas que tengo en mi sangre latina, que no es muy común aquí. Es como ser raro aquí. Uno no dice lo que uno piensa directamente y eso es un choque cultural. Ser latino también significa ser más abierto. Encuentro que varios noruegos no tienen eso naturalmente. Obviamente me siento muy noruego. Cuando voy a Chile, me siento noruego. No es lo mismo vivir con mi familia latina que se ha adaptado a la cultura noruega que estar solamente en Chile en donde todo es como siempre ha sido.


Hablemos también de tu relación con Cuco.


Cuando “Everytime” fue viral en YouTube, él me mandó un mensaje por Instagram diciéndome que le gustaba mi música y para mí fue un gran honor, porque yo sabía quién era. Todo este año nos hemos estado escribiendo, me encontré con él en Tropicalia y me invitó al estudio en Texas. Pasamos como dos semanas trabajando juntos. Salieron varias canciones, pero la que salió mejor fue “La novela”. Los dos tenemos ese tipo de cariño romántico por los sesenta y los setenta. Por eso hicimos una canción así, con el texto en español.


¿Crees que aún tiene sentido una disquera? Cada vez más vemos que los headliners de los festivales no son prácticamente de las tres majors principales, sino que son bandas que vienen de otros lugares que se han hecho un espacio desde otras orillas.


Tienes razón en que los headliners no son necesariamente los que están en las disqueras más grandes. Pero creo que también que, por el dinero, las bandas principales de esos eventos como Tame Impala, Billie Eilish, Childish Gambino, Ariana Grande, todos son parte de una disquera muy grande. Si quieres estar en el top del mundo de los artistas, tienes que firmar en una disquera, donde tienes menos libertad creativa y musicalmente. Me molesta un poco, pero lo entiendo. No sé, no lo pienso mucho. Los que tienen dinero son los que llegan más lejos. A mí no me molestaría estar en una gran disquera si eso significara que tuviera la libertad creativa y musical total. Porque lo que no me gusta de las disqueras grandes es que les dicen a los artistas qué hacer. Eso es lo que no quiero. Quiero decidir cuál es el sencillo que voy a lanzar.




180 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo